Seguramente somos muchos los que tenemos como asignatura pendiente «el inglés». Bien porque no hemos encontrado tiempo para hacerlo, o porque pensamos que quizá ya no tenemos edad para ello, o simplemente porque tenemos una mala experiencia con el idioma.

Cada vez son más las personas de cierta edad que se animan a aprender inglés ya que aporta numerosas ventajas:

  • ¡Nos encanta viajar! Muchas veces salir fuera de España supone una barrera para muchas personas que no saben hablar inglés. La buena noticia es que no se requiere un gran conocimiento para poder desenvolverse en el extranjero. Simplemente con una base sólida se puede viajar sin que sea un problema la reserva de alojamiento, billetes… etc.
  • ¡Ejercitamos la mente!   Estudiar idiomas es como un deporte para nuestra mente ya que requiere de concentración, se trabaja la agilidad mental, se fomentan las conexiones neuronales al máximo. De hecho, numerosos estudios demuestran que el estudio de un idioma retrasa el envejecimiento, potencia la memoria, previene el alzheimer…
  • ¡Aprendo cada día! Yes, I can ……. YO PUEDO