Que mejor forma de empezar el verano que divirtiéndonos y aprendiendo.

Llevamos mucho tiempo confinados, es hora de recuperar las relaciones sociales, de interactuar con nuestros iguales y de reforzar conocimientos.

Aprovecha el verano para mejoraren cálculo, problemas, compresión lectora, expresión oral…todo ello de una forma divertida, que para eso ¡¡Estamos de vacaciones!!

Además lo compaginaremos con divertidos talleres, nos convertiremos en chefs, científicos, bailarines, actores…